Niños agresivos


13 junio 0 - Niños -

La agresividad en los niños y niñas es una gran preocupación para muchas familias y docentes. Hay muchos factores que aumentan la agresividad, y con el fin de controlar un comportamiento tan extremo, es necesario saber cuáles son esos factores, y manejarlos adecuadamente.

La agresividad es una respuesta normal a una emoción de ira y de frustración. Forma parte del bagaje emocional con el que nacemos las personas. En cierto sentido es una conducta adaptativa y necesaria, tanto la emoción como la conducta deben ser vividas por el niño y/o niña para su aprendizaje y desarrollo. El problema surge cuando los pequeños y pequeñas convierten esta respuesta en un hábito. Por eso es fundamental en primer lugar que los pequeños aprendan a manejar sus sentimientos negativos, que sepan auto controlarse y manejar la ira y la frustración y en segundo lugar debemos prestar atención a que esta conducta no se generalice.

agresividad
En la pagina de baby center nos aconsejan que hacer con la agresividad de los niños/as:

  • Actúa de inmediato.  No esperes a que le pegue por tercera vez. La idea es que empiece a asociar su comportamiento a la consecuencia.
  • Responde con consecuencias lógicas. 
  • Mantén la calma. Si le gritas, le pegas o le dices que es un niño malo o una niña mala, en lugar de frenar su comportamiento, lo único que lograrás es enfadarlo más y darle más ejemplos de cómo ser agresivo.
  • Disciplínalo con constancia. Siempre que sea posible, responde a cada episodio de agresividad de la misma forma que lo hiciste la última vez.  Recuerda que tienes que mantener la calma y reaccionar de manera constante .
  • Enséñale alternativas. Espera a que esté más calmado/a, y háblale tranquilamente sobre lo que acaba de ocurrir. Pídele que te cuente qué pasó. Explícale que es natural que se enfade, pero no está bien que lo demuestre pegando, pateando o mordiendo. Anímalo/animala a encontrar una mejor manera de responder a sus sentimientos.
  • Enséñale a pedir disculpas. Asegúrate que entienda que tiene que pedir perdón tras haberle hecho daño a alguien.
  • Recompénsalo/a por su buen comportamiento. En lugar de darle tu atención solo cuando se comporte mal, procura alabarlo cuando se este comportando bien.
  • Limita su tiempo frente a la televisión. Selecciona de antemano los programas que le permitas ver, y cuando le dejes verlos, siéntate a su lado y haz comentarios sobre las situaciones que se presenten: «Ese niño tenía que haber pedido prestado el balón en lugar de quitárselo al otro de las manos, ¿no crees?».
  • Proporciónale mucha actividad física. Permítele que corra, salte, haga volteretas o juegue a la pelota. Procura que estas actividades sean al aire libre, para que pueda gastar un poco de toda esa energía.
  • No temas buscar ayuda. Si tu hijo o hija se comportan de manera agresiva la mayor parte del tiempo podemos hablar con el/la  pediatra  que nos oriente y si es necesario nos derive a un psicólogo/a infantil.



Olga Martinez

Olga Martinez

Maestra de Educación Especial
  • 0





Los autores del mes


redactores banner

Top 10 de las más leídas

    Archivos

admin