El entrenamiento de Calistenia.


Es una disciplina que se caracteriza por trabajar con tu propio peso corporal sin la necesidad de un gimnasio. Trabaja el cuerpo en su totalidad y además es una actividad que compatibiliza perfectamente con otras disciplinas. También puede ser practicada por personas sin actividad física previa mejorando considerablemente su condición física.

Sin embargo, la inclusión de diferentes herramientas y complementos a nuestras sesiones y rutinas de ejercicio puede ayudarnos en gran medida a implementar nuestros entrenamientos así como a conseguir nuestros objetivos mucho más rápido.

La calistenia es una de las ramas de entrenamiento funcional que existen. En muchas disciplinas deportivas, como en el CrossFit o en el MovNat se realizan ejercicios de calisteina, sin que quizá nos estemos dando cuenta de ello. De hecho, son ejercicios más habituales de lo que nos podemos imaginar, no sólo se limita a hacer dominadas en la barra de un parque.

El objetivo final de la calistenia, es ganar agilidad, fuerza física y la flexibilidad. Se intenta lograr la mayor contracción muscular y que el cuerpo adquiera una alineación correcta, ya que así, permite modelar el cuerpo, mejorar la postura y definir la musculatura.

Resultado de imagen de calistenia

Los principales beneficios en la musculatura de practicar la calistenia son:

  • Aumento de la Resistencia muscular.
  • Aumento de Fuerza muscular un aspecto algo limitado, recordando que la resistencia es el peso corporal.
  • Hipertrofia Muscular, que también será limitada por lo explicado anteriormente.
  • Aumento de la Potencia Muscular o el aspecto explosivo de la fuerza.
  • Mejoras en la Flexibilidad.
  • Mejora de la Postura Corporal y control del centro de gravedad
  • Son multiarticulares.

Entre otros beneficios en común que mantiene realizar actividad física, en los sistemas Cardiovascular, Esquelético, Articular, etc. El cuerpo está diseñado para el movimiento, y con estos ejercicios una vez que la persona logra controlar el peso corporal resulta muy satisfactorio.

Los ejercicios básicos para iniciarte. Los ejercicios los puedes hacer en casa, en un parque al aire libre o en un gimnasio. Empieza por las sentadillas (o squats) son uno de los ejercicios más completos porque abarca grandes grupos musculares, sobre todo en el tren inferior (piernas y glúteos), además del abdomen. Para pectorales, deltoides y tríceps lo mejor son las flexiones (o push ups). Tus piernas tienen que coger fuerza y para ello son perfectas las elevaciones en barra (leg raises). Se trata de tumbarte en el suelo, estirar las piernas e ir levantándolas poco a poco. No olvides tampoco el glúteo y para endurecerlo, haz glute bridges, los puentes de toda la vida.

Por lo tanto puede ser una opción para aquellas personas que detestan los gimnasios, y los practicantes de calistenia pueden prescindir de mancuernas y máquinas para entrenar su cuerpo.




Bruno Corral Lorenzo

Bruno Corral Lorenzo

Técnico en Animación Deportiva, Diplomado en E.F, Licenciado en E.F, Máster en Gestión Empresarial del Deporte
  • 0





Los autores del mes


redactores banner

Top 10 de las más leídas

    Archivos

admin