Beneficios del entrenamiento en cinta de correr.


14 febrero 0 - Interior Sala, Salud -

La cinta de correr es una solución muy útil para hacer ejercicio y entrenar cuando hace frío o cuando las condiciones climatológicas desaconsejan hacer ejercicio al aire libre. Sin embargo, correr en cinta tiene muchas ventajas, incluso cuando llega el buen tiempo, ya que la cinta ofrece beneficios que correr fuera no aporta. Es quizás una de las máquinas más utilizadas en el gimnasio o para el entrenamiento en casa por la facilidad que nos permite para ejercitarnos realizando cardio sin tener que salir a la intemperie.

Resultado de imagen de cinta de correr entrenamiento

Algunos beneficios de la cinta de correr:

  • Te pones en forma. Puedes caminar y/o correr cuando quieras y a la hora que quieras porque tienes la cinta de correr disponible todo el tiempo.
  • Contribuyen a la salud del corazón, se desarrollan músculos fuertes, mejoran tu capacidad pulmonar y mejora el bienestar emocional.
  • La variedad de ejercicios. Puedes probar distintas maneras de ejercitarte en la cinta. Caminar, correr, correr por intervalos, cuestas, programas para bajar de peso, aumentar la velocidad, desafiarte…
  • Correr en cinta protege tus articulaciones. La superficie amortiguadora de la cinta es menos nociva para las rodillas, las caderas y los tobillos que el pavimento. Esto ayuda a reducir el riesgo de lesiones y te permite durante sesiones más larga o más veces a lo largo de la semana.
  • Correr más rápido y/o a ritmo constante. Como el ritmo lo marca la máquina, correr en cinta te permitirá explorar tus límites y mantener un ritmo constante. También te permitirá controlar la velocidad y entrenar para ir más rápido o para mantener un ritmo más moderado que te permita correr durante más tiempo. Eso depende de tus objetivos.
  • Correr más seguro. Corriendo en cinta no tendrás que preocuparte de piedras, charcos, manchas de grasa, del tráfico, de los callejones oscuros, de los tramos de calle por los que no pasa nadie, ni de perros o cualquier otra cosas que suponga un riesgo para tu integridad física.
  • Mantenerse hidratado. Una de las grandes ventajas de correr en cinta es que el agua está siempre a mano, y no tienes que hacer largas paradas para beber ni cargar con el agua todo el camino.
  • Información y estadísticas siempre a la vista. Corriendo en cinta podrás tener siempre a mano la información de lo que has recorrido, de la velocidad, de las calorías quemadas y de otra serie de parámetros que te ayudarán a controlar tu evolución y mejoras, y siempre a la vista.

Correr en la cinta tiene muchas ventajas, como hemos visto. Sin embargo, correr al aire libre tiene también sus alicientes y beneficios. Si quieres conseguir lo mejor de las dos formas de entrenar sólo tienes que combinarlas y elegir la más adecuada en función de tus necesidades y oportunidades.




Bruno Corral Lorenzo

Bruno Corral Lorenzo

Técnico en Animación Deportiva, Diplomado en E.F, Licenciado en E.F, Máster en Gestión Empresarial del Deporte
  • 938






redactores banner

    Archivos

admin