Atentos, papás: «enfermedades de verano».


31 julio 0 - Naturaleza, Niños, Salud -
  • 0

Como ya hablábamos el otro día, con las altas temperaturas llegan momentos complicados para nuestros niños. Los golpes de calor son una de esos riesgos que entraña la época estival, pero no el único.

Hoy podremos ver cuáles son las enfermedades más comunes entre los peques de la casa en verano, y algunos trucos para evitarlas.

 

PICADURAS

¡Ay! Esos mosquitos que nos atormentan por la noche y las abejas/avispas que no nos dan descanso por el día. Sabemos que alguna picadura es inevitable, pero con estas recomendaciones, podremos evitarnos algún que otro disgusto.

Para los mosquitos:

  • Mantendremos las luces de la habitación apagadas.
  • Mosquiteros en las ventanas.
  • Pulseras, enchufes,… repele-mosquitos.
  • Utilizar ventiladores en la habitación.

Para las avispas/abejas:

  • Vestir con ropa clara.
  • Evitar los jabones y los champús perfumados.
  • No intentar apartarlas.
  • Alejarse de plantas y flores.

虫にさされて痒がる女の子

Si con todo ellos, los “bichejos” consiguen llegar a los más pequeños, deberemos observar la reacción que produce en el cuerpo la picadura. Si es extraña, ¡acudiremos al médico al momento!

 

 ENFERMEDADES INTESTINALES

Las altas temperaturas hacen que la conservación de la comida necesite una atención extra ya que pueden causar molestias gastrointestinales, que si en el caso de un adulto son cuanto menos fastidiadas, en los niños llegan a ser una terrible molestia.

Nuestras recomendaciones en este caso serán:

  • Ante la duda, siempre a la nevera. Sabemos que en invierno a la hora de conservar los alimentos no siempre utilizamos el refrigerador. En verano, si nos preguntamos por cualquier alimento, la respuesta es SÍ.
  • ¡Mucho ojo con la leche y los huevos!
  • En viajes, el agua siempre embotellada.
  • Lavar muy bien fruta y verdura (aunque sea de casa y fiable).

Gastroenteritis-1_thumb

 OTITIS

Tantas horas a remojo también pueden tener sus riesgos, a pesar de ser la mejor opción. Para evitar esos dolores de oído innecesarios y que los niños se pierdan un día de piscina, podemos:

  • Secar muy bien los oídos a la salida de la piscina/mar/río.
  • Evitar los bastoncillos.
  • Usar tapones cuando el niño se bañe.
  • Controlar el agua en el que nuestros niños se bañan. (Sobre todo en ríos, mar y piscinas particulares).
  • Una buena higiene nasal.

Hay un montón más de enfermedades que pueden padecerse en verano, pero éstas son las más habituales. Si a pesar de todo, los niños caen enfermos: ánimo y muchos mimos son las mejores medicinas para volver a disfrutar del buen tiempo lo más pronto posible.

105061_gd

 

 

“La alegría es el ingrediente principal en el compuesto de la salud” (A. Murphy)




Esther Vega

Esther Vega

Maestra de Educación Primaria, especialista en Audición y lenguaje y Atención a la Diversidad. Monitora de Ocio y Tiempo Libre.
  • 0





Los autores del mes


redactores banner

Top 10 de las más leídas

    Archivos

admin