20 junio 0 - Interior Sala, Salud -

Controla las cantidades y los horarios.

Un snack saludable puede complementar perfectamente nuestra alimentación y así asegurarnos de que no llegamos con demasiada hambre a la siguiente comida. Aún y así, debemos controlar siempre las cantidades y los horarios, para no sobrepasar las calorias diarias recomendadas y que nuestro cuerpo se acostumbre a tomarlos siempre a la misma hora.

Bebe agua.

Tomar líquido nos ayudará a saciarnos con mayor facilidad y nos mantendrá llenos durante más tiempo.

Haz deporte.

Con el buen tiempo es todavía más sencillo salir fuera a hacer cualquier tipo de actividad al aire libre. Solo tienes que elegir la que más te guste y escuchar a tu cuerpo en todo momento.

Mantente ocupado.

Este truco es de los mejores para combatir los momentos de aburrimiento. Muchas veces comemos solo por impulso porque no tenemos nada mejor que hacer, así que intenta buscar actividades que mantengan tu cabeza ocupada. De esta forma el tiempo pasará rápido y nos sorprenderemos con que ya ha pasado el día y es hora de dormir.

Resultado de imagen de dieta

Evita que el hambre aparezca.

Está más que comprobado, que para perder peso, debemos ingerir menos calorías. Por lo tanto, es bastante fácil que el hambre aparezca en varias ocasiones si venimos reduciendo la ingesta de comida. Sabiendo que esos impulsos son los que pueden frustrar tus resultados, te animamos a que establezcas las siguientes pautas para combatir el hambre.

Introduce proteínas en tus comidas.

Y cuando decimos en todas tus comidas, el desayuno no es ninguna excepción. Desayunar huevos o proteínas de origen animal te ayudarán a mantenerte más saciado durante el día.

Además no aportan tantas calorías a tus comidas y te aseguras que mantienes tu musculatura alimentada. Si debes evitar las carnes que contengan mas cantidad de grasas, como el cerdo o cualquier producto procesado o en salsas. El pavo, pollo, conejo o la carne de caza son muy fibrosas y bajas en grasas.

Fibra para combatir el hambre.

a fibra es un componente importantísimo en nuestra alimentación. Ayuda a mantener nuestro tránsito intestinal y además tardan más en descomponerse, por lo que nuestro metabolismo se mantendrá más activo, y nos sentiremos con menos necesidad de comer.

Algunos cereales, frutas y verduras pueden aportarnos gran cantidad de fibra además de muchos nutrientes. Obtener la fibra de alimentos procesados como galletas, o cualquier tipo de snack que promete ser rico en esta, aportan gran cantidad de grasas y azúcares por lo que debes evitarlos en todo momento.

Mantente motivado.

Aunque en ocasiones resulte muy complicado combatir el hambre, hay que tener siempre claro nuestro objetivo. Con disciplina, manteniendo unos horarios y algunas pautas conseguirás superar esos momentos de hambre.




Bruno Corral Lorenzo

Bruno Corral Lorenzo

Técnico en Animación Deportiva, Diplomado en E.F, Licenciado en E.F, Máster en Gestión Empresarial del Deporte
  • 0





Los autores del mes


redactores banner

    Archivos

admin